photo-idrr
2007

Día Internacional para la Reducción de Desastres
Miércoles 10 de octubre

Ban ki Moon

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales
10 October 2007


Hace casi tres años los gobiernos adoptaron el Marco de Hyogo- un plan de acción para reducir nuestra vulnerabilidad colectiva ante las amenazas naturales. Actualmente, mientras que conmemoramos el Día Internacional para la Reducción de Desastres, calamidades recientes alrededor del mundo – incluyendo inundaciones, tormentas y sequías – continúan recordándonos los devastadores efectos de amenazas

naturales tanto como los efectos dañinos potenciales de un planeta en calentamiento. La necesidad de involucrarnos completamente en la reducción de riesgo a desastres nunca ha sido más eminente.

La reducción del riesgo de desastres se trata de fortalecer los códigos de construcción, la planificación adecuada de usos de suelo, mejores sistemas de alerta temprana, gestión ambiental y planes de evacuación y más que todo la educación. Se trata de concienciar a comunidades e individuos sobre su riesgo ante amenazas naturales y cómo pueden reducir su vulnerabilidad.

Tenemos una obligación moral, social y económica de actuar ahora para construir comunidades y naciones resilientes. El año pasado, fuimos testigos del lanzamiento de la campaña global de concientización denominada “La reducción de riesgo de desastres comienza en la escuela”. Su propósito fue movilizar a gobiernos, comunidades e individuos en asegurar el riesgo de desastres como parte integral de la currícula escolar, asegurando a la vez que los edificios de las escuelas estén construidos o con reforzados estructuralmente para resistir amenazas naturales.

La reducción de riesgos de desastres es asunto de todos. Todos tenemos un rol en la concientización y reducción de nuestra vulnerabilidad a amenazas futuras. Hago un llamado a todos los involucrados – Gobiernos, sociedad civil y el sector privado, instituciones internacionales financieras y otras organizaciones internacionales – a invertir en la reducción de desastres y facilitar la implementación del Marco de Hyogo, con medidas concretas para reducir la vulnerabilidad. En este Día Internacional, retomamos nuestra dedicación a esta misión.


pixel
Sitio Web de la EIRD
pixel
2006-2007 Campaña Mundial para la Reducción de Desastres
pixel
Actividades alreadedor del mundo
pixel

Mesa Redonda de Discusión: La Reducción de Desastres empieza en la Escuela

pixel

Fortalecimiento de la Gestión Local del Riesgo en el Sector Educativo en Centroamérica

pixel
Brochure del Día Internacional - Inglés
pixel
¿Qué es el Día Internacional para la Reducción de Desastres?
pixel
pixel
 


2006-2007 Campaña Mundial para la Reducción de Desastres :
La Reducción del Riesgo de Desastres empieza en la Escuela

En junio del 2006, la secretaría de la ONU/EIRD y la UNESCO, con el apoyo del gobierno francés, lanzaron en París la Campaña Mundial para la Reducción de Desastres 2006-2007, bajo el tema de “La Reducción del Riesgo de Desastres empieza en la Escuela”. Este tema se escogió debido a que: (1) es consistente con la Prioridad 3 del Marco de Acción de Hyogo 2005-2015: “Utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para establecer una cultura de seguridad y resiliencia a todo nivel”; y (2) las escuelas son lugares indicados para forjar valores colectivos y permanentes. Por lo tanto, las escuelas son apropiadas para crear una cultura de prevención y resiliencia ante los desastres.

La campaña mundial se centra en la promoción de la seguridad de los edificios escolares y la plena incorporación de la reducción del riesgo de desastres (RRD) en los planes y programas de estudio, o al menos en las actividades escolares. En otras palabras, la campaña mundial busca promover la resiliencia ante los desastres en las escuelas y a través de las mismas.

     

Hacia una Cultura de Prevención: 
La Reducción del Riesgo de Desastres empieza en la Escuela
Buenas Prácticas y Lecciones Aprendidas

Esta publicación es parte de los continuos esfuerzos realizados bajo el tema de “La Reducción del Riesgo de Desastres empieza en la Escuela”. Este fue el tema escogido para la  Campaña Mundial para la Reducción de Desastres 2006-2007 que está coordinando la ONU/EIRD en colaboración con la UNESCO.

Las escuelas son un medio propicio para fomentar valores colectivos. Por lo tanto, la campaña mundial promueve dos iniciativas principales: (1) lograr que los edificios escolares sean más seguros; y (2) incorporar plenamente la reducción del riesgo de desastres en los planes y programas educativos.
online-game
Un videojuego en línea de la EIRD
 

El nuevo videojuego en línea se titula “Detengan los Desastres” y busca sensibilizar a los niños en torno a las nociones básicas de la reducción del riesgo de desastres, pero de una forma entretenida y divertida. Su principal objetivo es aumentar el grado de conciencia sobre este tema, pero no pretende educar a los niños en todos los aspectos relacionados con la reducción del riesgo de desastres. Al juego lo respalda una página de Internet que ofrece más información y guías para docentes sobre las amenazas naturales.

“Algún día, los niños serán los alcaldes, los arquitectos y los encargados de tomar decisiones en el mundo del mañana. Si les enseñamos lo que pueden hacer desde temprana edad, los niños construirán un mundo más seguro”.
Salvano Briceño
Director, secretaría de la ONU/EIRD

 

Campaña para la Reducción de Desastres 2006-2007
Kit Informativo

 

Formato PDF: 7 MB
English - Français- Español


To facilitate the Campaign, UN/ISDR secretariat produced an information kit. The Thematic Platform on Knowledge and Education and its partners launched the publication entitled "Let Our Children Teach Us! - A review of the Role of Education and Knowledge in Disaster Risk Reduction”.
Para más información visite www.unisdr.org/wdrc-2006-2007 

Debemos mantener a nuestros niños seguros
En la víspera del Día Internacional para la Reducción de Desastres, Sálvano Briceño pone un reto a las autoridades educativas del mundo.

Sálvano Briceño

Nuestras inversiones más preciadas son pequeñas cosas, que se dañan fácilmente, siempre necesitan estar protegidas, pero tienen un valor potencial ilimitado. ¿Por qué arriesgamos el capital más importante de todos? Las vidas de nuestros niños. Mañana es el Día Internacional para la Reducción de Desastres (10 de octubre de 2007) y es el momento apropiado para hacer una pregunta vital: ¿Por qué ponemos las vidas de los niños en riesgo, en lugares que esperamos sean los más seguros, sus escuelas? En los últimos años cientos de miles de niños han fallecido porque sus escuelas no los protegieron: murieron en terremotos, inundaciones, tormentas, deslizamientos e incendios forestales. Perecieron porque sus escuelas no fueron construidas correctamente, o en el tipo adecuado de suelo, o fuera de las llanuras propensas a inundaciones, o diseñadas para sobrevivir a las amenazas naturales más comunes. Los frágiles cuerpos que se recuperaron de los escombros de una escuela caída; no solo representan una tragedia humana, sino que pone en evidencia la falta de consideración o la ignorancia innecesaria en las comunidades.


La Naciones Unidas, secretaría de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (ONU/EIRD secretaría) y la UNESCO, durante los últimos dos años han liderado un esfuerzo mundial para hacer escuelas más seguras y convertirlas en centros para iniciar una educación sobre la seguridad, resiliencia y la reducción de riesgos de desastres. (La ONU/EIRD secretaría lanzó el año pasado la campaña bianual bajo el lema: “La Reducción de Desastres Empieza en la Escuela" con dos objetivos principales: hacer la escuela más segura e integrar la educación de reducción del riesgo de desastres en la currícula escolar).

¿Qué podía tener más sentido? Primero, proteger a los niños cada día en las horas en que se encuentran juntos. Luego, comenzar a enseñarles cómo pensar a futuro, para que reaccionen correctamente ante la amenaza del peligro: qué hacer cuando la tierra comienza a temblar, a dónde correr cuando el río se desborda, dónde refugiarse durante una tormenta o un huracán y cómo desarrollar una cultura de prevención.

Como las lecciones aprendidas en la escuela se llevan a casa cada noche, la educación continúa. Padres - luchando para cumplir con las necesidades básicas, para asegurar seguridad, proveer a sus hijos de educación y un futuro – ellos mismos comienzan a aprender otra lección: que la concientización sobre amenazas naturales es en sí misma una inversión a futuro. Esto porque ayuda  a asegurar la familia contra peligros naturales, y reducir los riesgos de futuros desastres. Si los padres se interesan en la seguridad de la escuela, después la presión comienza a acumularse sobre los políticos electos y las autoridades cívicas locales para tomar medidas que aseguren que todas las escuelas sean seguras; y todos los niños sean concientes de formas de mantener su propia seguridad cuando los cielos oscurecen, o la tierra comienza a temblar.

Ése, por lo menos, es el principio. Hasta ahora, 55 países han desarrollando actividades para promocionar la campaña bienal de la ONU con el fin de llevar la reducción de desastres directamente a las aulas de clase.  Más de 20 países reportan éxitos "altamente visibles" acerca de iniciativas novedosas para llevar el conocimiento sobre los desastres a las escuelas, a través del aprovechamiento del conocimiento local para mejorar la seguridad de los edificios, y llevando el tema a las aulas. Por ejemplo, un programa de seguridad durante terremotos comenzó en una escuela como experimento hace ocho años, y el año pasado involucró a 14 millones de estudiantes y 130.000 escuelas en Irán. En la India, 100.000 estudiantes, 2.500 profesores, y 200 escuelas tienen planes de gestión del riesgo de desastres en la escuela. Hay programas en reducción de desastres que están siendo ejecutados en Burkina Faso, Burundi, Cabo Verde, la república de Congo y  otros 10 países africanos. En las Américas, más de 18 países están realizando diferentes actividades para conmemorar el Día Internacional para la Reducción de Desastres.

Todas estas cosas son motivadoras, pero aun hay mucho camino por recorrer. Ninguna parte del mundo es completamente segura: niños han muerto  y escuelas han sido destruidas por el huracán Félix en el golfo de México el pasado setiembre, en junio, niños se encontraban en riesgo durante el terremoto de Perú, en agosto, comunidades fueron amenazadas en Grecia por incendios forestales incontrolables. Más de 50 países han lanzado programas de seguridad en las escuelas, pero debemos recordar que 168 países acordaron el Marco de Hyogo en el 2005, durante las secuelas del catastrófico tsunami del océano Índico del 26 de diciembre, para construir la reducción del riesgo de desastres y una cultura de prevención en las comunidades a todos los niveles. ¿Qué mejor sitio para empezar que las escuelas?

Los beneficios podían ser enormes. En el nivel más básico, las medidas que hacen las escuelas más fuertes salvarán las vidas jóvenes. Los pasos para enseñar a los niños simulacros de seguridad, servirán como un seguro de vida invisible no solo en las escuelas, sino en los hogares. Las lecciones simples en las realidades de terremotos, tormentas, inundaciones e incendios también proporcionarán los principios de instrucción en campos más amplios como geografía, economía, ciencias ambientales, física e ingeniería. La concientización sobre desastres, no tiene que ser una lección muy costosa, pero cualquiera que sea el precio, es nada cuando se compara con la pérdida de una escuela llena de niños, enterrados vivos en un deslizamiento o aplastados por la construcción. Todavía todos tenemos mucho por aprender. Sálvano Briceño dirige la secretaría de la Estrategia Internacional para la  Reducción de Desastres de las Naciones Unidas en Ginebra.


¿Qué es el Día Internacional de Reducción de Desastres?

En 1989, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el segundo miércoles de octubre, el Día Internacional para la Reducción de Desastres (resolución 44/236, 22 de diciembre de 1989). El Día internacional fue celebrado anualmente durante la Década Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales 1990-1999.
En 2001, la Asamblea General decidió mantener la celebración del Día Internacional para la Reducción de Desastres (resolución 56/195, diciembre de 2001), como vehiculo para promover una cultura global de reducción de desastres, incluyendo prevención de desastres, mitigación y preparación



et Our Children
Teach Us!

English
- French


Lessons for life
Building a culture of safety and
resilience to disasters
through schools

ActionAid

SEGURIDAD ESCOLAR- Una película sobre preparación de desastres
en las escuelas.

La película sobre SESIS, por sus siglas en ingles (Iniciativa escolar de
seguridad en terremotos, Shimla) es una representación de un enfoque
comunitario de reducción del riesgo basado en  seguridad escolar. El vídeo captura el proyecto SESIS, en donde seguridad escolar fue traducida a procesos simples en los que hicieron los edificios de escuelas más seguros, redujo riesgos de amenazas, y educó estudiantes, profesores, funcionarios y a los padres en cómo actuar en caso de terremotos. Un paso pequeño y simple para hacer escuelas más seguras está rápidamente diseminándose en un programa de seguridad comunitaria, además está promoviendo la inclusión de enfoques basados en administración del planeamiento de desastres. La historia de SESIS se desarrolla en la región de los Himalayas de la India.


  © UN/ISDR